miércoles, 3 de junio de 2009

Como agua y aceite

Dicen que los polos opuestos se atraen, creo que lo estoy comprobando.

Me haces rabiar, pero a la vez me haces quererte más.

Digo blanco, tu dices negro.

Arriba, abajo.

Izquierda, derecha.

Bailar... Wacala!

Dieta... Traumada!
Chaparra, alto.

Morena, moreno claro.

Risueña, Cara dura.

Cara dura, risueño.

Me preocupo por todo, te vale madre todo.

Lloro, te burlas.

Me burlo, te molestas.

Ayyyy mi adorado tormento, me haces patalear, reír, llorar, enojarme, emberrincharme, pero a la hora de amarnos, todo se olvida, me seduces, te seduzco, te entregas, me entrego, te olvidas del mundo, me olvido de todo. Me sonríes, me miras y al momento de decirme te amo, haces que te ame como siempre quisé amar a alguien.

2 comentarios:

Ozz dijo...

Dicen que el agua y el aceite no se mezclan, supongamos que tienes aceite en tus manos y con agua te lo quieres quitar, no vas a poder pero sí incluimos a un tercero, que es el jabón si podrás y para tal efecto se habrá mezclado; esto viene a ser equilibrio entre polos opuestos.
Saludos!

DEDOS QUIETOS

La Tentación dijo...

Hay situaciones que solo se viven, no se razonan... disfrútalo!