viernes, 13 de noviembre de 2009

Tus nalgas




Me fascinan tus nalgas, me encanta colocarte de espaldas y recorrerlas primero con mis manos, acariciándolas suavemente, rozando la punta de las yemas por tus vellos y sintiéndo como se erizan en mi suave contacto.




Adoro morder tus nalgas, tienen la forma perfecta para mí. Al verlas mi corazón se agita y quiero comerlas completitas...

Anda corazón, hoy dame esas hermosas nalgas que son mías y te aseguro sentirás placer a más no poder.


2 comentarios:

tomasuncafe dijo...

una interesante propuesta,
besos

Amante del mar dijo...

Me gusta recorrer el cuerpo de mi hombre de punta a punta...y detenerme donde sus gritos mas profundos de deseo le pidan a mi boca, a mis manos, a mi sexo que deje mis huellas de hembra al complacerlo...pero encontrarme de frente con sus nalgas es transformarme en perra en celo adentrandome en su secreto mas secreto enloqueciendolo de placer...que es tambien mi placer